La barba siempre ha sido un complemento natural del hombre. las hay de diferentes tipos y de diferentes formas, pero hay que saber cuidarlas. Iván Carpio, mánager de la peluquería Blackstone nos responde a las preguntas que todo hombre se hace sobre su barba.

Aunque la barba es el complemento rey del hombre, el bigote es el protagonista del mes de noviembre. Al menos desde el año 2003 cuando un grupo de jóvenes australianos, conocidos como «los 30 originales» se dejaron crecer sus bigotes para apoyar a una amigo que padecía cáncer de próstata. Ese acto de Melbourne dio paso, tan solo un año después, a la «Fundación Movember», (contracción en inglés de moustache -bigote- y november -noviembre-) encargada de recolectar fondos para destinarlos a la lucha contra el cáncer de próstata. Ya son 21 los países alrededor del mundo, entre ellos España, que se han ido sumando a esta inciciativa cuyo objetivo es cambiar la cara a la salud del hombre. Durante todo el mes de noviembre, los varones se dejan crecer el bigote y se organizan encuentros para concienciar sobre los temas de salud del hombre: cáncer de próstata, testículos, depresión masculina… Movember está considerada una de las 100 ONG más notables del mundo y recauda más de 140 millones de dólares australianos (93 millones de euros) cada noviembre.

Pero, independientemente de este acto solidario de noviembre, al que se suman cada vez más españoles, el resto del año, más de la mitad de nuestros paisanos llevan barba completa. Aseguran que lo hacen más por comodidad que por seguir la moda; sin embargo, un estudio realizado por Braum, apuntaba que lo hacían principalmente porque se sienten más maduros y sexys, incluso más seguros. También hay un porcentaje algo mayor al diez por 100 que acepta que la llevan para complacer a su pareja. A las mujeres, en general, les gusta la barba porque hace a los hombres más masculinos y aparentemente más poderosos y respetables. Respecto a esto, hay un estudio publicado en la revista científica Behavioral Ecology, en el que se mostraban fotografías de hombres de distintas culturas y razas a más de 200 mujeres para que las clasificaran según el estatus social al que creían que pertenecían. Las personas afeitadas obtuvieron puntuaciones muy inferiores a las que lucían barba.

Curioso también es comprobar, según ese mismo estudio de Braum, que los hombres más barbudos son ingenieros, seguidos de comerciales y funcionarios. Y los menos, médicos, músicos y bomberos.

Barba de tres días, barba poblada, barba balbo, barba Lincoln, perilla, bigote, mosca, de chivo, patillas, en la variedad está el gusto. El pelo facial gusta y da mucho de sí. Así lo demuestra la calle. Pero, a pesar de que los hay que se la dejan crecer por pereza para afeitarse, los buenos cuidados son fundamentales para lucirla sana y bonita.

Para respondernos sobre los cuidados y tendencias, contamos con la experta opinión de Iván Carpio, mánager de Blackstone, salón exclusivo de peluquería masculina y barbería

Sigue leyendo en la fuente: expansion.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies